jueves, 22 de abril de 2010

Cómo la rueca


Los siete dioses de la buena suerte
Con los ojos en el cielo ando las veredas hollando a cada paso un punto de inflexión en mi Destino. No hay opción en el siguiente para evadir el rango que el azar otorga. Marioneta en manos de los dioses, sorteo a tientas barrizales o me hundo en la ciénaga si eludo los abrojos. Y qué pocos los huecos vacíos de infortunio; un acertijo es, calzar el pie donde Afrodita dejó su huella, o pisaron los Siete Dioses de la Buena Suerte.
Mas, nunca cede la esperanza y doy por muerto lo vivido, extraigo de reveses la experiencia para cambiar a un golpe de timón, la derrota sobre el mar de mis errores. Sean otros los confines, otro el horizonte donde la ilusión se mantenga como una luz que alumbre la existencia.
Se ha de saber que el mundo es una rueca girando sin cesar; que volverá el invierno y tornará otra vez la primavera verdeando las ramas de los árboles; que todo se repite en el ciclo interminable del sistema porque nunca se paran los relojes, pero al hombre se le desgasta el mundo aunque nazca cada día a su futuro. 
__________.__________

12 comentarios:

LUMARZU dijo...

...extraigo de reveses la experiencia para cambiar a un golpe de timón, la derrota sobre el mar de mis errores...

Valiosa confesión apreciado Carlos, un todo sintetizando tus pasos terrenales, los que idalgamante aceptas de lo bueno y lo malo en esta vida que nos toca vivir, donde la rueca no para, sigue por todas nuestras estaciones, giran y giran y nosotros, ¡pobres humanos!desgastándnos.
Aplaudo de pie tus reflexivas letras y me quedo pensando.

Infinito abrazo vuela a tu encuentro.
Lucy

Sakkarah dijo...

Me gusta ese coraje para vivir...

Un beso.

stella dijo...

Asi es Carlos, pasa el invierno y llega la primavera, los ciclos de la vida vienen y vasn y nos traen experoencias de vida distintas
Me ha gustado leerte
Un abrazo Carlos
Stella

Carlos Serra Ramos dijo...

Querida Lucy:

Permíteme el trato, amiga, no sé dónde te decía que en este madio se agencian unas libertades que ante la presencia física son menos usuales, pero siempre que sea con el máximo respeto.

Sobre la prosa he de confesarte que no es en absoluto fácil ese golpe de timón y sigues pese a creer que en la encrucijada no supiste elegir el mejor camino.

Sin embargo, nunca podrás afirmar si fue un error ya que queda en lo desconocido cualquier otra alternativa que no llegaste a vivir. Nuestra historia está escrita con infinitos instantes que determinan el futuro y lo recomendable es aceptar el devenir con la sonrisa en los labios y la esperanza en el corazón.

Te abgradezco mucho tus comentarios que por la expresión que empleas, más me parece que estamos conversando tras una tacita de café y acomodados en un buen par de butacas. Sí, me gusta reflexionar y plantearme preguntas por eso en mis escritos y mis poemas andan casi siempre en busca de respuestas.

Y bien, Lucy, que conocerte me ha sido sumamenete grato. Un beso al aire, amiga, a ver si Eolo me escucha y te lo lleva.
...........Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Sakkarah:

Te aseguro que coraje nunca me faltó, que acertase ya es otra historia, pero los intentos fueron muchos y por lo menos conseguí un bagaje importante de grandes satisfacciones.

Mi beso, amiga
........Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, Stella, incondicional seguidora de mis escritos, me gusta "verte", tras muchas ocasiones en que cruzamos comentarios y nos leemos, me ocurre que es como si de verdad llamaras a mi puerta, una alegría por recibir a una amiga.

Gracias de nuevo por ésta y tus palabras, y es verdad, los ciclos se repiten constantemente y ya veo en la jardinera de mi ventana los primeros brotes que se asoman a la vida.

Un gran abrazo Stella, mi querida amiga.
............Carlos

Luisa Arellano dijo...

Y al fin y al cabo ¿qué es la vida si no ese eterno devenir de las estaciones que todo lo pule y renueva, incluidos cada uno de nostros?

El coraje para serpentear las estaciones que nos correspondan será lo que nos conforme y deje algún poso, por pequeñito que sea, de que pasamos por aquí.

¡Ay, para cuánto dan tus reflexiones!

Un montón de besos dulces.

Carlos Serra Ramos dijo...

Jajajajaja, mi queridísima, mi buena y amada amiga, ¡poetaza! que me has hcho reir con eso de para cuanto dan mis reflexiones, jajaja, si las supieras todas... pas que no edito las inmorales.

¿Ves? en eso de serpentear ya estoy más de acuerdo, sobre todo a los acreedores, (me río otra vez) ¡Ay, c´est la vi! querida mía.

Y bueno, recibo tus besos, mmmm... y me relamo los labios, más para ti, que aún me quedan.
.......................Carlos

Sakkarah dijo...

Muy cierto que el mundo es una rueca que gira sin cesar...

Me ha gustado tu expresión, muy real de: "Pocos los huecos vacíos de infortunio"

A mi la esperanza tmapoco me deja, aunque recononozco que soy torpe para aprender de lso reveses de la vida.

Me ha gustado mucho tu escrito por su profundidad.

Muchos besos.

Carlos Serra Ramos dijo...

Sakkarah, (un certado nick en consonancia con tu blog) gracias por tus palabras, te confieso que a mí también me gustó el simbolismo de los agujeros vacíos, y te digo que sí, que las calles están llenas de huecos.

¿Sabes? en mi llavero llevo un trocito de pirádime. Cuando mis hijos van de vacaciones solo les pido que me traigan una piedra del país que visiten y de Egipto me trajeron algunas de las que se encuentran desprendidas al pie las pirámides, tomé una la ajusté al aro del llavero y llevo a Tutankhamon conmigo, jajaja.

Un beso, amiga.
..............Carlos

stella dijo...

Vuelvo a saludarte y a leer tus versos Carlos, de vez en cuando hay que llamar a la puerta para saludar a los amigos, un abrazo
Stella

Carlos Serra Ramos dijo...

Gracias Stella, me gusta "verte"
Hace tiempo que apenas entro en los blogs de mis seguidores siempre por la misma razón, he llegado a pensar en cerrar el mío durante un tiempo para descongestionarme, quizá fuera preferible a quedar por descortes con mis amigos.

Te agradezco la visita, Stella, amiga mía, demostrado muchas veces.

Desde Barcelona va mi beso a tu ventana.
............Carlos