jueves, 2 de septiembre de 2010

EL BESO



Cuando el viento del sur sopla saudades, abro las ventanas para que penetre el aire y se llenen mis pulmones del aliento que dejó en mi boca con su beso, un sólo beso, y fue bastante para saber que ya me amaba.
Era noche cerrada y bailaban las estrellas sobre las ondas del mar, y en el horizonte, una tenue claridad anunciaba el despuntar de la Luna; a lo lejos, la luz de las farolas del paseo solo era referencia que medía la distancia. Ella y yo, paseábamos la orilla sin zapatos chapoteando el agua; guardábamos silencio con tanto qué decirnos porque era difícil articular palabra sin descubrir la emoción que nos absorbía.
La tomé de la mano y sentí la presión de sus dedos en la mía en clara complicidad de un deseo compartido. El corazón rendido no pudo negarse a la caricia y me entregó su alma entre ola y ola esparcida por la arena. Agitados los suspiros, crecían sin freno las ansias por sentirnos. De su cuerpo al mío apenas nada, mi ropa y la seda de su vestido; lo mismo hubiera sido un muro porque eran sus ojos manteniendo mis pupilas prisioneras, eran sus hombros, su cuello y su piel en mis mejillas. Ceñí su talle en un abrazo, descansó en mi pecho la cabeza, ascendieron mis manos por su espalda y un ¡te amo! me escapó de la garganta.

Es extraño que pueda el beso derramar el llanto, esculpir en el alma una sentencia o firmar un compromiso, negando que solo sea el dolor causante de las lágrimas. Asomaron de sus ojos dos diamantes, sabor a sal, agua de mar que bañaban nuestros pies descalzos en la playa. Alzó el rostro, me miró, entornó los párpados, me ofreció sus labios entreabiertos y me elevé a la Nada perdida la noción del Universo.
__________.__________

14 comentarios:

Sakkarah dijo...

Una preciosidad de beso...No hay nada más hermosos que un beso dado con mucho amor.

Me ha encantado tu escrito.

Un beso.

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola Sakkarah, si media el amor es la caricia más sublime que pueda hacerme una mujer. Cuando se mantiene la mirada en los ojos del ser amado resulta imposible abstenerse de aproximar los labios a unos labios que te esperan.

Estamos de acuerdo querida amiga.

El mío en tu mejilla con todo mi afecto.
......................Carlos

Mónica López Bordón dijo...

Querido Carlos,

Realmente...¡un beso bellísimo!
Qué maravilla.

un fuerte abrazo
Mónica

Narci dijo...

Hermoso y romántico beso, Carlos, tal como me anunciabas, y es que un beso de verdad es el germen, la esencia y el culmen de un sentimiento sincero.

Besos, también de los normalitos, lanzados al aire.

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, Mónica:

Me alegra tu visita y te doy las gracias más sentidas.

Lo lamentable es que esos besos no abundan ¿verdad? se gastan demasiado pronto, y pasado el tiempo incluso se lanzan al aire, una pena.

Insisto Mónica, mi agradecimiento por tu entrada (Avisame si un día vienes por Barcelona)

Recibe mi beso, amiga.
..................Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Querida Narci, en nuestro caso no cabe más alternativa que lanzarlos al aire, sin embargo, yo diría que viniendo de ti sentí un ligero roce en la mejilla ¿acaso quiso Eolo que me llegase?

El mío, agradecido, vuela a tu ventana querida amiga.
...................Carlos

stella dijo...

Hola Carlos, despues de un larguisimo tiempo por el que me disculpop llego a tus versos, he leido atentamente tus versos, estoy totalmente de acuerdo en el que el beso es la magia que mantiene viva la ilusión y los sueños mas románticos encendiendo el sentimiento, tambien he leido los comentarios, todos acordes sobre el beso
Un abrazo inmenso
Stella

Andrea BR dijo...

... a los ojos, Carlos; sólo los ojos
mediando entre uno y el cielo...
Qué gusto leerte...y soñar.

Un beso fuerte fuerte,

A.

Carlos Serra Ramos dijo...

Te digo, Andrea, te ddigo entre mil dudas, que en la seguridad de haber recibido besos en los que se entrega el alma, y siendo correspondidos de igual forma, nunca olvidaré el primer beso a mis 17 años en labios de una joven de edad parecida pero mucho más aventajada que yo.

Se me nubló el mundo,desapareció el entorno, dejé de percibir sonido alguno y perdí mi peso, flotaba. El jugo de su boca era potente alucinógeno que me inhibía de cuanto no fuera la sensación de vértigo y su lengua penetrando en la virginidad de mi boca me llevó casi al desmayo. Fue un sólo beso y cuando abrí los ojos había desaparecido, mis brazos colgaban lacios a mis costados y tuve que sentarme en el bordillo de la acera porque las piernas temblaban sin fuerza para mantenerme en pie.

No lo invento, o sí, pero es como lo guardo en la memoria.¡Ah! y no la volví a ver jamás.

Gracias por recordármelo, Andrea, y recibe el que te lanzo al aire con el mayor afecto.
...............carlos

Andrea BR dijo...

...Con el viento que sopla últimamente por el norte, vengo humildemente a pedir otro beso al aire.
El último, se me ha volado ;-)

Podríamos llegar a un acuerdo favorable, si le dejo un puñado de ellos bien amarrados al pie de ésta nota?

María dijo...

Cuerpos abrazados
bailando al compás de la brisa
entre besos acariciados que acunan
y la luna por testigo
en una noche cálida
mientras las miradas encendidas
laten al compás del viento.

Un lujo leerte, tus versos, intensos y llenos de pasión.

Un beso.

Carlos Serra Ramos dijo...

Stella, me da hasta vergüenza responderte después de meses. Gracia a que estoy remodelando el blog vi tu cometario. No tenía activada la función del aviso y no me enteré ni del tuyo ni de muchos otros que ahora me voy enterando.

Discúlpame amiga, sabes bien de mi aprecio.

Sobre el beso sólo es decirte que para mí es la caricia más dulce, la de mayor sentido amoroso, hasta las prostitutas que se prestan a todo lo rechazan porque venden sexo, pero el beso lo regalan sólo por amor.

Y hablanoe de besos, aquí te dejo el mío, A TUS MEJILLAS, no te asustes.
Siempre tu amigo, stella.
.......................Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Querida Andrea, te digo lo mismo que a stella. No te vi hasta hoy, y menos mal que tus besos se mantienen frescos como los dejaste, los iré racionando porque sobre esa caricia soy un glotón y deseo que no se agoten pronto, además, ufff, cada uno de un color, gracias Andrea.

Te dejo los míos de igual modo, y por el aire un par de saltarines.
Tu amigo, querida Andrea.

..............Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

¿Seguimos versando besos?

La luna por testigo
envidia las miradas encendidas
y el latido alocado del amor...
por unos besos.


¡Que bello es el amor! María, aunque también muy doloroso en ocasiones, cualquier pequeño enfado, un mal entendido o un desatino sin intención, amarga la vida por unas horas o se pierde la noche entera con un nudo en la gargnta.
Te beso agradecido, amiga mía.
.........................Carlos