martes, 22 de junio de 2010

Dos palmeras en la playa

Imagen tomada de la Red
(Se retirará de inmediato si el autor lo desea,
y mi agradecimiento si lo autoriza.)
*

La Luna ya está en menguante, pero hace dos noches lucía con todo su esplendor y al acostarme soñé…


Soñé en la playa, y también con ella meciéndose en las olas; sobre la arena, balanceaban dos palmeras por la fuerza del viento. Una muy cerca de la otra, crecían paralelas hacia el cielo sin que jamás llegaran a abrazarse, como mi Ella y yo.


Poco importa la distancia, mucha o poca, si no pueden rozar sus palmas las palmeras, ni nosotros nunca nuestras pieles.


En su paso por el cielo la luz de la Luna reflejaba sus sombras en la playa y le pregunté en mi sueño


–Selene ¿Tú la ves?
–La veo
–Dime ¿qué hace?
–Duerme, como tú
– ¡Oh, Selene! El viento no puede unir con su soplo a las dos palmeras que se me antojan símbolo de nuestros cuerpos, a las dos inclina a un tiempo ¿tú puedes?


Y Selene, diosa de los enamorados, susurró en mis oídos.


-Espera un poco, no despiertes.
-Quiero sentirla Selene, invítame a soñarla –y sonrió la Luna


A poco, observé que las sombras proyectadas por su luz se aproximaban según se deslizaba por el firmamento. ¡Oh, milagro! dos palmeras en la playa solapaban sus sombras formando una sola imagen. Su alma y mi alma, su cuerpo y mi cuerpo protegidos por Selene, a la luz de la Luna se besaban.
____________.__________



Carlos Serra

10 comentarios:

Sharvelt dijo...

me han gustado mucho tus escritos, tienes un estilo muy interesante,

saludos

stella dijo...

Hola Carlos, he llegado a leerte y dejarte mis saludos y admiracion
Un gran abrazo

Stella

LUMARZU dijo...

Dos palmeras en la playa de algún mundo, dos destinos sumergidos en cualquier tierra, dos personas encontradas en la vida deseando ser reflejos de Selene.

Me gustan los sueños que emergen al vaivén de tantas posibilidades por concretarlas.
Un gran abrazo en las distancias querido Carlos.

Carlos Serra Ramos dijo...

Sharvelt:

Gracias por tu lectura y dejar tu huella, ambas atenciones son de agradecer y así lo hago.

Te mando un cordial saludo.
.......................Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

stella, amiga mía, nunca me faltas, una vez más despiertas mi alegría al verte en mis escritos.

Va mi abrazo con todo el afecto que te tengo.
............Carlos

Carlos Serra Ramos dijo...

Lucy, mi distinguida amiga, poeta hasta en las letras de un cometario.
Pienso que sí, dos palmeras en la playa, dos sombras que copulan cuando la luz de la Luna las refleja sobre la arena de una playa, será lírico, pero encontré en la imagen el símbolo de una amor en la distancia.

Mi beso vuela a ti en alas con plumas renovadas.
..............Carlos

Narci dijo...

Divina y selénicamente romático tu relato. Es evidente que el verano o las vacaciones te inspiran.

Besos
Narci

Carlos Serra Ramos dijo...

Jajajajaja, mi querida amiga, "selenicaménte romántico" Si me conecieras en persona observarías que mi imagen no tine asomo de roamanticismo, salvo que me mirases a los ojos, estos no pueden ocultar la interioridad de mis adentros, ahí sí, en ese rincón me acuesto con la Luna y sueño con Selene.

No me faltes, Narci, o le pediré a la diosa tu regreso.

Un beso "selénico" querida amiga.
........................Carlos

Narci dijo...

Jajaja, Mi querido Carlos, obviamente, mi calificativo no era para ti sino para el relato, a ti, como muy bien dices, no te conozco. En cualquier caso, no creo que el romanticismo sea algo que se lleve escrito en la cara ni en la silueta, si por algún sitio aflora es, efectivamente por los ojos, o bien a través de nuestros actos, o palabras, tanto orales como escritas, y desde este punto volvemoa a tu relato: divino y selénicamente romántico, y si es así, es porque algo de ello hay en ti.

Carlos Serra Ramos dijo...

Pues, por seguir del romántico "pa riba" ya leerás el último editado, EL BESO, aunque creo que no expresé lo suficiente sobre esta caricia única, la que marca la diferencia entre el deseo carnal y el amor, no tiene parangón con cualquier otra, con el beso en los labios se cambian, igual que los sabores, la esencia del espíritu con el ser amado.

Y sí, te confieso que soy un romántico sin renuncia, lo mismo en el amor que en la contemplación de cualquier cosa o situación que contenga poesía.

Me gustó tu risa con la "a" denota franqueza, extroversion, espíritu abierto y alegría, así rien las personas sinceras. ¿A qué sí?

Gracias por tantas cosas, mi querida Narci. Te envío mi beso, normalito, de los lanzados al aire.
....................Carlos